¿Qué Camino de Santiago hacer y cómo organizarlo?

¿Estás dudando entre las diferentes rutas del Camino de Santiago? Habiendo tantas opciones, es posible que sea un poco difícil de elegir. En este artículo te contamos cuáles son las principales Rutas Xacobeas y sus características, además de algunos consejos para hacer el Camino con el apoyo de una empresa organizadora.

Un viaje espiritual espera a quienes buscan emprender la peregrinación histórica del Camino de Santiago. Esta antigua ruta, que sigue la costa de Francia y España, ofrece a los y las aventureras paisajes impresionantes y miles de años de cultura.

El Camino de Santiago es una de las rutas de peregrinaje más antiguas y populares del mundo entero. ¿Te gustaría descubrir las diferentes rutas y conocer algunos consejos para organizar tu aventura?

¡Entonces sigue leyendo y no te pierdas nada!

Canal de AlmaOutdoor en Telegram

 

Ruta del Camino Francés

El llamado Camino Francés es la ruta jacobea más popular. Puedes empezar desde diferentes lugares, como Sant Jean Pie de Portes, Roncesvalles, Pamplona, ​​Logroño, Burgos, León, o incluso Sarria. Hoy día, la ruta más popular entre los peregrinos es el Camino Francés, de unos 760 kilómetros, divididos en 31 etapas. La ruta parte desde Saint Jean Pied de Port y atraviesa el norte de la Península Ibérica.

Debido a su enorme popularidad, el Camino Francés está perfectamente acondicionado y ofrece todos los servicios necesarios para los senderistas. Si estás buscando hacer el Camino de Santiago por primera vez, esta es la opción ideal.

 

Ruta del Camino del Norte

El Camino de Santiago del Norte es una de las rutas más hermosas y exigentes del Camino de Santiago. Comenzando en la ciudad costera de Irún, en el País Vasco, la ruta sigue la costa del norte de España a través de hermosos paisajes naturales y pintorescas ciudades y pueblos.

A lo largo de los casi 800 kilómetros de distancia, los peregrinos pueden disfrutar de la vista del mar Cantábrico, los acantilados y las playas de arena dorada. El nivel de dificultad del Camino del Norte es moderado a difícil, con muchas subidas y bajadas pronunciadas. Sin embargo, el esfuerzo vale la pena por la belleza de los paisajes y las experiencias únicas que ofrece esta ruta histórica.

 

Ruta del Camino Portugués

El Camino Portugués, después del Camino Francés, es uno de los más transitados, pero no está tan popularizado. No obstante, esta ruta te permite conocer dos grandes países: Portugal y España. Desde un punto de vista físico, el Camino Portugués es más accesible para los viajeros. Este sendero está bien señalizado y se puede recorrer en cualquier época del año.

La mayoría de las carreteras tienen poco tráfico, y en algunos lugares están pavimentadas, lo que las hace más fáciles de transitar. El paisaje predominante se caracteriza por una mezcla de zonas interiores y costeras. Antes de llegar a Santiago de Compostela, conocerás ciudades y villas históricas, como Lisboa, Oporto, Tui, Pontevedra, Caldas de Reis y Padrón. Si eliges hacer peregrinación por el Camino Portugués, deberás empezar tu viaje desde Oporto y llegar a Galicia por A Guarda. Ambos caminos convergen en Redondela.

A lo largo de los siglos, el Camino Portugués ha sido testigo de muchos hechos históricos. Durante la Guerra de la Independencia Española, el Camino Portugués fue una de las rutas utilizadas por los soldados portugueses para llegar a Galicia. También fue usado por muchos refugiados durante la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente, el Camino Portugués sigue siendo una de las rutas de peregrinación más populares. Cada año miles de peregrinos recorren este camino en busca de la paz y la espiritualidad que este camino les puede ofrecer.

 

Ruta del Camino Inglés

Poco a poco, el Camino Inglés se convirtió en una de las rutas elegidas por los peregrinos que decidían partir desde los municipios gallegos. La ruta comienza en la localidad de Ferrol, donde desembarcaban peregrinos ingleses y del norte de Europa.

Este es el único sendero del Camino de Santiago que empieza y acaba en Galicia. Es decir, pasa únicamente por territorio gallego. Desde Ferrol, su longitud es de 112,4 km. Es por ello que este camino solo se apto para realizarlo a pie, si lo que quieres es obtener tu Compostela al llegar a Santiago (ya que el mínimo de distancia en bicicleta para obtener la Compostela es de 200 km.)

El Camino Inglés tiene una dificultad intermedia al Camino Portugués. Esta ruta jacobea se puede realizar en cualquier época del año. El asfalto es el predominante principal del recorrido, no tiene pendientes, sino caminos generales con poco tráfico. Esta ruta pasa por ciudades y pueblos como Ferrol, A Coruña, Betanzos, Pontedeume y Sigüeiro. Si eliges esta ruta vivirás un camino marcado por los lugares más emblemáticos de la costa gallega.

 

Ruta del Camino Primitivo

El Camino Primitivo también se denomina camino original, porque es de las rutas más antiguas que datan del siglo IX. Justo cuando el rey Alfonso II El Casto partía de Asturias para seguir esta ruta, el recorrido de hoy comienza en Oviedo, caracterizada por su riqueza étnica, paisajística y gastronómica.

El Camino Primitivo es uno de los Caminos de Santiago menos transitados, debido a la dificultad de cruzar montañas y zonas remotas. Un atributo para los peregrinos que buscan un entorno más apartado y rodeado de naturaleza, y hasta una experiencia más rudimentaria. Aunque los más valientes se atreven a realizar el Camino Primitivo en invierno, debes saber que puede nevar en esta época del año, especialmente en Asturias. La primavera, el verano y el otoño son los momentos ideales para recorrer este sendero.

Cerca de 36 poblaciones brindan servicios durante el recorrido, así como fuentes y máquinas expendedoras. La única etapa sin bares, tiendas y máquinas expendedoras es la de San Román da Retort a Mérida, que abarca unos 30 kilómetros de la ruta. Si lo que buscas son rutas menos peregrinas y más paisajísticas, con bosques, ríos, arroyos, valles, cerros, montañas y pueblos, algo típico de las rutas de baja montaña, esta es tu opción ideal para el Camino de Santiago.

 

¿Cómo hacer el Camino de Santiago organizado?

¿Estás pensando en hacer el Camino de Santiago, pero no sabes por dónde empezar? ¡No te preocupes!

Hacer el Camino de Santiago Organizado puede ser una experiencia gratificante, pero también es importante tomarse el tiempo y planificarlo adecuadamente.

Hay muchas cosas a tener en cuenta al embarcarse en un viaje como este, incluido dónde alojarse y cuánto dinero debes llevar en el bolsillo, pero no te preocupes, con nosotros podrás hacer el Camino de Santiago de la forma más organizada y satisfactoria que te puedas imaginar.

En la agencia Tu Buen Camino te ofrecen la mejor asesoría sobre todo el proceso de gestión del recorrido, desde reservar el hospedaje a lo largo de la ruta, hasta el acceso al transporte para llevar tu equipaje.

Con Tu Buen Camino tendrás la seguridad de que estarás bien preparado para la peregrinación de tu vida. Infórmate aquí sobre cómo hacer el Camino de Santiago organizado.

 

Consejos para hacer el Camino de Santiago organizado por una empresa privada

Si decides realizar el Camino a través de una empresa privada que organice las etapas, aquí te dejo cinco consejos para que tu experiencia sea lo más satisfactoria posible:

  1. Investiga la empresa: Antes de elegir una empresa para organizar tu Camino, asegúrate de investigar y comparar diferentes opciones. Busca opiniones de otros peregrinos en línea y revisa su sitio web y redes sociales para conocer sus servicios, precios y reputación.
  2. Elige la ruta adecuada: Como ya has visto en este artículo, hay varias rutas del Camino de Santiago, cada una con sus propias características y desafíos. Asegúrate de elegir la ruta que mejor se adapte a tus habilidades físicas y preferencias personales.
  3. Equípate adecuadamente: Aunque tengas el apoyo de una empresa para la organización de tu aventura, el equipamiento que vayas a usar sigue siendo una parte importante de la aventura. La empresa que contrates te asesorará sobre el material necesario, pero siempre puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre qué llevar al Camino de Santiago.
  4. Prepárate físicamente: Realizar el Camino de Santiago es un desafío físico y mental, por lo que es importante prepararse adecuadamente antes de comenzar la peregrinación. Realiza ejercicios regulares, como caminatas y entrenamiento de resistencia, y consulta a un médico para asegurarte de que estás en buenas condiciones físicas.
  5. No te preocupes por el alojamiento y el transporte: Una de las ventajas de contratar a una empresa para organizar tu Camino es que ellos se encargarán del alojamiento y el transporte de tus pertenencias de una etapa a otra. Esto te permitirá concentrarte en la caminata y disfrutar de la experiencia.
  6. Disfruta de la experiencia: El Camino de Santiago es mucho más que una caminata. Es una experiencia enriquecedora que te permitirá conocer gente nueva, explorar hermosos paisajes y descubrir una cultura fascinante. Disfruta cada momento de la peregrinación y mantén una actitud positiva ante los desafíos que puedas encontrar en el camino.
Tu canal outdoor en telegram:
¿Cuánto te ha gustado?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)