Camino de Santiago

El Camino de Santiago es una fantástica experiencia vital para cualquiera que se disponga a realizarlo. Una experiencia que será especialmente transformadora si lo afrontamos con mente abierta, dispuest@s a abrazar lo inesperado, lo no planeado; si permanecemos abiertos a que la magia del Camino nos sorprenda; dispuest@s a dejarnos llevar, más allá de los caminos marcados, de las etapas establecidas, de los plazos fijados…

Artículos Destacados

Más sobre el Camino de Santiago

Una aventura 100% recomendable. Asequible, al alcance de cualquier persona, pues no requiere de grandes recursos materiales para llevarla a cabo. Tampoco necesitas tener una forma física de “súper-atleta” para afrontar este desafío de superación personal (esta suele ser una de las excusas más comunes). Te bastará con tener cierto hábito de caminar, entrenar un poco, no cargar tu mochila más de la cuenta y , una vez empieces, escuchar y respetar a tu cuerpo, no exigiéndole más de lo que buenamente sea capaz de soportar. Con el paso de los días, verás como tu cuerpo despierta de su letargo y te sorprenderá lo fuerte que puedes llegar a ser. En cuanto a las etapas, cada persona debería fijarse sus propias metas, más allá de lo que las guías y los artículos de internet recomienden.

Si estás pensando en realizar el Camino de Santiago, te propongo empezar por aquí: 5 Consejos para antes de iniciar el Camino de Santiago. También puedes echar un vistazo a mi lista de material para el Camino de Santiago.

Más Artículos

¡Buen Camino! ¡Ultreia!