Qué llevar al Camino de Santiago: mochila y equipamiento ideal

Fernando Prieto en el Camino de Santiago
Fernando Prieto en el Monte Jaizkibel, Camino del Norte

El Camino de Santiago es una aventura al alcance de casi cualquier persona y sin embargo es una experiencia vital transformadora.

En este artículo te cuento qué mochila necesitas y qué debes llevar en ella para que tu peregrinación sea satisfactoria y exitosa.

Soy Fernando, he hecho el Camino de Santiago íntegro en solitario y aquí te desvelo mis mejores trucos y consejos para que triunfes en la fantástica experiencia que te espera. Quédate hasta el final del artículo para descubrirlo todo… ¡En marcha!

Documentación para el Camino de Santiago

Credencial del Peregrino - Camino del Norte
Credencial del Peregrino - Camino del Norte

Documento de Identidad: si vienes de fuera de España, será suficiente con tu Pasaporte. Si lo haces desde España, te bastará con tu DNI o NIE. 

Tarjeta sanitaria y/o documentación sobre tu seguro médico.

Credencial de Peregrino/a: es algo así como el «pasaporte» del Camino, un librito a tu nombre con casillas donde irás sellando cada una de las etapas, para dejar constancia de que las has completado. Aquí te puedes saber cómo conseguirlo.

¿Qué mochila llevar al Camino de Santiago

Mochila Camino Fernando
Yo llevé una mochila Decathlon de 40 L.

El punto que suele generar más dudas a la hora de preparar el material para el Camino de Santiago es LA MOCHILA. Vamos a resolver tus dudas:

¿Qué Mochila usar para el Camino?

Cuanto más pequeña, mejor.

A más pequeña, menos peso. Y a menos peso, más comodidad y más diversión. 

El tamaño recomendado es una mochila de 30 a 40 litros —el volumen de las mochilas se mide en litros—.

Con este tamaño puedes llevar todo lo necesario, tanto si vas para 7 días como para 1 mes. Si llevas una mochila más grande, vas a cargar más peso y eso al final te pasará factura: cansancio, lesiones, etc.

Por lo general, se recomienda que el peso de la mochila no sobrepasa el 10% de tu peso corporal. Si pesas 70 kg, la mochila debería pesar máximo 7 kg.

¿Qué mochila comprar?

Si no dispones de mucho presupuesto ni tienes previsto usar la mochila más allá del Camino, una buena opción puede ser una mochila Decathlon, ya que gozan de buena relación calidad-precio. Además puedes comprarla cómodamente online (asegúrate de elegir tu talla en base a la altura).

Esta mochila de trekking de 30 litros me gusta por sus acolchados generosos, cinturón lumbar y múltiples compartimentos. Además incorpora funda para la lluvia. Si necesitas algo un poco más grande, tienes este modelo de 40 Litros. Aunque mi consejo es que intentes apañarte con 30 Litros. Recuerda la regla del 10% de tu peso.

Invertir en una mochila

Si tienes previsto usar la mochila en trekkings o viajes después del Camino, entonces te recomiendo invertir en una mochila de mayor calidad, como las que puedes ver aquí: Mejores mochilas para el Camino.

Si quieres tener una experiencia desastrosa, compra una mochila de marca con nombres impronunciables que nadie conoce. No, en serio, compra marcas de confianza. En la mochila y en todo lo demás.

Tips Extra

Cinturón lumbar

Elijas la mochila que elijas, te recomiendo usar una con un buen cinturón lumbar: que sea acolchado y generoso. Ajustar este cinturón te permitirá liberar tu espalda de pesadas cargas, al transferir la mayor parte del peso a tu cadera, que es donde debe de estar. ¡Recuérdalo!

Funda Impermeable: básica

Te recomiendo elegir una mochila que incluya funda para la lluvia. Si no es el caso, siempre puedes comprar una aparte.

Mochilas anatómicas

Modelos según género: algunos fabricantes tienen modelos específicos para hombre y mujer, pensados para adaptarse a la anatomía y proporcionar más comodidad. Otros tienen diferentes tallas según estatura. Otras mochilas tienen un sistema que permite ajustar la distancia de los tirantes según tu tamaño. Aprovecha estos beneficios.

Aquí te cuento las que considero BUENAS MOCHILAS para el Camino de Santiago

Y ahora, vamos a ver qué tienes que llevar en la mochila para que la cosa acabe bien 😛

(sí, vi muchas retiradas durante el Camino, la mayoría por llevar demasiado peso o mal calzado. Sigue leyendo para descubrir mis consejos para que no te pase a ti).

Checklist para el Camino: 9 imprescindibles

Ahora que ya hemos visto el tipo de mochila que necesitas usar, vamos a ver Qué llevar al Camino.

1. Calzado de Trekking

Junto con la mochila, pieza clave del equipo para el Camino de Santiago.

Puedes elegir entre zapatillas de trail o botas de trekking. Escoge según la época del año, la Ruta del Camino que vayas a hacer y tus preferencias personales. Asegúrate de haberle hecho un buen rodaje antes del Camino.

El calzado ha de ser lo más ligero posible, apto para montaña y muy transpirable para evitar ampollas. 

RECUERDA: el mejor calzado es el que llevas más cómodamente. No te empeñes en llevar botas o zapatillas si nunca lo haces. Entrénate con el que hayas elegido y asegúrate de que te va bien.

2. Calcetines transpirables

El mejor calzado del mundo de nada sirve sin unos buenos calcetines. Que sean lo más lisos posibles, sin costuras, que aprieten pero sin asfixiar. Anti-ampollas. Aquí tienes una buena selección de calcetines de trekking transpirables. Con tres pares será suficiente, tendrás que ir lavándolos al acabar las etapas.

3. Pantalón de trekking o senderismo

Los pantalones de senderismo y montaña son muy cómodos (están pensados para caminar), transpirables, resistentes… Aquí tienes una selección de buenos pantalones de trekking.

👉 Consejo sobre la ropa: 2 ó 3 mudas de ropa interior son suficientes. Piensa que deberás lavar la ropa durante el Camino. Así evitas cargar peso extra.

A la hora de vestir, te recomiendo usar el sistema de capas, por su versatilidad y eficacia.

4. Ropa Interior (primera capa)

Para vestir en el Camino de Santiago, vamos a utilizar el sistema de capas. Lo habitual es usar 3 capas: capa interior, capa intermedia y capa exterior. 

Como primera capa, y según la época del año, llevaremos camisetas interiores transpirables de manga larga y/o manga corta.

Ejemplo (para otoño/primavera):

  • 2 Camisetas técnicas (transpirables) de manga corta.
  • 1 Camiseta transpirable de manga larga.
  • 1 Camiseta térmica de manga larga.
  • 1 Malla corta tipo running (para evitar rozaduras).

5. Capa Intermedia

La capa intermedia es la encargada de aportar calor, a la vez que mantiene la capacidad de evacuar el sudor que proviene de la capa interior. Lo habitual es usar alguna prenda tipo forro polar, que son ligeras, cálidas y transpirables.

Mi consejo es que utilices un polar de cremallera completa, ya que de esta forma puedes regular la temperatura-transpiración con la cremallera, además de ser más fácil de quitar y poner.

6. Capa Exterior

Para acabar con el sistema de 3 capas, necesitamos una capa exterior, que es la encargada de protegernos del viento, la lluvia, nieve, etc. Esta tercera capa debe ser impermeable, cortavientos y transpirable. Lo ideal es una chaqueta de membrana Gore-Tex o similar, ya que son prendas muy ligeras y ocupan poco espacio.

7. Poncho para la Lluvia

En el Camino de Santiago, la mayoría de etapas se realizan por terreno fácil, así que es una buena idea utilizar un poncho para la lluvia, que nos va a proteger a nosotros y a nuestra mochila.

8. Saco de Dormir Ligero

Lo habitual es dormir en albergues, así que un saco ligero de temperatura 10-15º C es la mejor opción. Que ocupe poco y pese poco, máximo 1 kg (a ser posible, menos).

9. Smartphone

No te olvides una batería externa USB y cargador de pared. Recomendable un ladrón, ya que no siempre hay enchufes disponibles para todos.

Neceser - Higiene y Salud

10. Botiquín de viaje

11. Toalla de microfibra (consejo: que sea de rizo, secan más)

12. Bañador o bikini (para duchas, playa o piscina).

13. Chanclas para la ducha o Sandalias de Trekking (que se puedan mojar)

14. Bolsa estanca (para llevar ropa sucia, ropa mojada, proteger en caso de lluvia o usar como «lavadora» portátil).

15. Neceser pequeño transparente

16. Tapones para los oídos

17. Cepillo de dientes y dentífrico

18. Desodorante de viaje

19. Gel y champú, en frascos pequeños tipo avión

20. Cortaúñas

21. Protector labial

22. Protector solar

23. Toallitas húmedas WC, pañuelos de papel

24. Vaselina pura para hidratar y proteger tus pies

25. Compeed ampollas

26. Detergente para lavar la ropa (frasco pequeño)

27. Analgésicos / antiinflamatorios

28. Si eres mujer y e preocupa el medio ambiente, puedes considerar una copa menstrual (pruébala antes de ir al Camino).

29. Si eres hombre: maquinilla desechable y gel de afeitar

Accesorios Recomendables

30. Botella Reutilizable

La hidratación es muy importante durante las etapas del Camino de Santiago. No esperes a tener sed para beber. Mi consejo: lleva una botella colgada del hombro o de la cintura.  Así puedes beber y rellenarlo en fuentes sin quitarte la mochila.

31. Frontal led

Si empiezas alguna etapa muy temprano, todavía será de noche. Además te vendrá bien dentro del albergue, cuando prepares o busques algo en la mochila. Con uno sencillo es suficiente.

Mejores linternas frontales para trekking >>

32. Bastones de Trekking

Te vendrán francamente bien como ayuda para descansar tus rodillas. Tanto en las subidas como en las bajadas. Te recomiendo que tengan con punta de goma para los tramos de asfalto (la puedes guardar en tramos de tierra).

33. Gafas de Sol

Vas a pasar mucho tiempo caminando bajo el sol, así que lo recomendable es que sean de categoría 3 o 4. Las polarizadas me gustan especialmente, ya que descansan la vista al eliminar la luz reflejada.

34. Gorrra o sombrero

Que tenga una buena visera para protegerte del sol. Según la época, lleva también un gorro de lana.

Si vas en época de frío:

35. Guantes ligeros táctiles

36. Buff para el cuello fina

Otros Accesorios

A continuación vamos a ver otros elementos que, si bien no son imprescindibles, sí te pueden hacer la experiencia más cómoda. Recuerda no cargar más de la cuenta.

37. Funda de almohada (a veces no hay en los albergues o son desechables)

38. Tres-cuatro pinzas para la ropa, cordel, imperdibles.

39. Navaja multiusos, tijeras, esparadrapo. 

40. Mochila plegable o bandolera para salir a pasear por el pueblo al acabar la etapa y llevar la documentación, móvil, dinero, etc.

41. Libreta/diario, bolígrafo, para tomar notas.

42. Bolsa estanca zip para  impermeabilizar documentación.

Si te gusta hacer fotos...

43. Cámara de fotos: con las cámaras que tienen los smartphones en la actualidad no te recomendaría llevar cámara a no ser que para ti sea una parte importante. ¿Qué cámara llevar? No te pierdas este artículo sobre las mejores cámaras de fotos para viajes y trekkings.

44. Cargador y batería de repuesto para la cámara de fotos (original, las clónicas no valen la pena a la larga)

45. Dos o tres tarjetas de memoria de 16 GB (se pueden comprar más durante el Camino). Mejor llevar varias de «pequeña» capacidad, que una grande: así en caso de error o pérdida, no perderás todas las fotos.

Organizar el Material

1. Compra el material con bastante antelación.

2. Hazte una checklist

3. Cuando lo tengas todo, mételo a la mochila y verifica que tienes espacio suficiente y que el peso es el adecuado. Haz los ajustes oportunos.

4. Entrena con la mochila cargada con todo el equipo que vas a llevar. 

Mi Experiencia en el Camino de Santiago

Camino del Norte

En el año 2012 tuve mi primera experiencia en el Camino de Santiago de una forma bastante casual: de pronto me vi con una semana de vacaciones, sin nada previsto y ganas de viajar y vivir aventuras. En esa primera tentativa, decidí ir al Camino del Norte, comenzando en Irún, el primer pueblo en territorio Vasco. Fueron solo 5 días caminando pero tuve la sensación de que habían pasado semanas, ya que cada día en el Camino se vive de forma muy intensa, suceden muchas cosas, conoces a mucha gente…

Camino de Santiago
Camino de Santiago

Camino Francés íntegro

Dos años después, en 2014, regresé al Camino de Santiago, esta vez al Camino Francés. A diferencia de la vez anterior, fue algo más meditado. Me había quedado en el paro, tras dejar un trabajo que me causaba mucha frustración y necesitaba un periodo de reflexión, para decidir qué quería hacer con mi vida. Tenía mucho tiempo por delante (hasta 2 meses si era necesario), y algo de dinero ahorrado.

Era el momento perfecto para volver al Camino de Santiago, esta vez poniendo toda la carne en el asador. Al igual que en la ocasión anterior, opté por ir solo, aunque la mayor parte del tiempo estuve acompañado por amig@s que hice en el propio camino.

Así pues, el de 2014 fue un Camino de Santiago sin prisas y sin exigencias (de hecho, lo empecé mientras sufría una fascitis plantar, sin saber si iba a aguantar un día, una semana o un mes). Me lancé a ello «sin billete de vuelta». Y lo hice como siempre había pensado que quería hacerlo: parando cuando me apetecía, apretando el ritmo o aflojando en función de mi estado de forma y mis ganas, decidiendo dónde quedarme en función de mis sensaciones…

Personalmente, pienso que esta es la forma óptima de hacer el Camino, dejando espacio a la improvisación, para que el propio Camino pueda guiar nuestros pasos…

Camino de Santiago
Camino de Santiago

Es por eso que en este artículo comparto contigo la que fue mi lista de material para el Camino de Santiago, esperando que te pueda ser útil y te ayude a disfrutar de la experiencia tanto como lo hice yo.

OFERTA
¡Buen Camino!

¿Ya lo tienes todo? El Camino de Santiago es una experiencia vital fantástica, te aseguro que vas a disfrutar un montón!

Foto del autor
Apasionado de la montaña y las actividades outdoor. Lleva más de 20 años practicando de senderismo en las montañas de Alicante, su tierra natal. También ha realizado el Camino de Santiago y trekkings en Alpes Franceses, Pirineos y Nueva Zelanda. Autor de la web LinkAlicante.com desde el año 2007 y apasionado de la fotografía de naturaleza.

14 comentarios en «Qué llevar al Camino de Santiago: mochila y equipamiento ideal»

  1. muy buenos consejos. yo lo he intentado hace un par de semanas pero… llevaba cerca de veinte kilos en la mochila y unas botas de campo que siempre me habían ido muy bien. la mochila me agotó literalmente (a pesar de mi mucha experiencia en el «mancuernero» je je je) y la ola de calor en Asturias (nunca la hubiera esperado un andaluz como yo) me coció los pies dejándome unas ampollas brutales que me ha tenido casi dos semanas jodido. en fin, la próxima vez será.

    • Hola Paco!! Vaya, desde luego se han juntado dos factores decisivos en tu caso (en mi opinión): el peso de la mochila, y la ola de calor… Una pena que no hayas podido llevar a buen término tu aventura, pero bueno, sin duda habrás aprendido mucho con la experiencia, y siempre tienes excusa para volver!! Un fuerte abrazo y gracias por comentar y aportar tu punto de vista!!

  2. Buenos días! Me puedes decir si es fácil que en los albergues tengan mantas?. Llevo una sábana manta de algodón y la verdad es que el saco por muy delgado que es ocupa espacio. Este año voy a hacer la última etapa(el 7 de octubre) y físicamente quiero hacerla cómoda. Gracias.

    • Hola Carmen! Lo normal es que haya mantas en los albergues, pero si consigues un saco ligero, de los que pesan poco más de medio kilo, pienso que te curarás en salud. En cualquier caso, si solo es una etapa, seguro que te las arreglas bien. Saludos y gracias por comentar!

  3. Fenomenal articulo.
    Te aseguro que me has aclarado muchas dudas y me has descubierto cosas que ni pensaba que me harian falta.
    Gracias.
    Pronto podre decir :buen camino.

      • Hola me llamo Virginia, voy a ir x primera vez al Camino de Santiago. Vamos de Sarria _ Santiago. Es verdad q hay furgonetas o taxi q te llevan la michila???

        • Hola Virginia! Así es, hoy en día hay empresas que se dedican al transporte de mochilas. Especialmente indicando para personas con problemas de espalda, etc. Saludos y Buen Camino!

  4. Gracias Fernando!

    la verdad que es muy util tu lista de material. Ayuda en revisar y preparar bien a la mochila.

    Saludos y buen camino!

Los comentarios están cerrados.