Los 13 Beneficios de practicar Senderismo

senderismo-trekking-montana-alma-outdoor-001

El senderismo es una de las actividades físicas y deportivas con más adeptos en nuestro país. Con diferentes niveles de intensidad y dificultad, es un deporte apto para personas de cualquier edad que, además, aporta a nuestra salud física y mental interesantes beneficios que merece la pena destacar.

¿Quieres saber cuáles son? Toma nota porque te los mostramos a continuación.

En este Artículo

Beneficios psicológicos de practicar senderismo

ropa-camino-de-santiago-que-llevar

Entre los beneficios psicológicos de practicar este deporte podemos destacar los siguientes:

1. Mejora en la autoestima

Según un estudio publicado en el año 2010 en el Journal of Environmental Science and Technology, el senderismo puede ayudar a mejorar la autoestima de las personas. El estudio demostró que caminar al aire libre durante más de 5 minutos en un entorno natural puede ser de gran ayuda. Si además lo practicamos cerca de fuentes o corrientes de agua podemos aumentar sus efectos.

2. Menos estrés y ansiedad

Practicar senderismo puede ser un tratamiento complementario a la medicación en casos de ansiedad, depresión y estrés. Este ejercicio al aire libre ayuda a reducir las tensiones, aumenta la energía del organismo y libera endorfinas, esencial para combatir el estrés. Si además se practica en grupo ayuda a socializar y relajarse.

3. Más energía mental

Está demostrado que practicar un ejercicio aeróbico puede ser positivo para el funcionamiento del cerebro porque ayuda a mejorar la memoria. Es una forma de ganar en energía mental, aumentando la capacidad de conservar información y de reducir la pérdida de memoria.

4. Aumenta la creatividad

Un estudio publicado en el año 2012 demostró que, tras realizar 4 días de caminata al aire libre sin utilizar la tecnología, los participantes obtuvieron una puntuación un 50% más elevada en la prueba RAT (Prueba de Asociación Remota), que mide el potencial creativo de las personas.

5. Es relajante

El senderismo es una terapia para combatir el ritmo de vida estresante que llevamos. Es una terapia de relajación muy efectiva, nos ayuda a salir de la rutina y además nos ayuda a establecer relaciones sociales. Para muchos es considerado como una «ecoterapia» y lo incorporan a su rutina de ejercicios.

6. Aclara la mente

Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences demostró que aquellas personas que hicieron una caminata de 90 minutos en un entorno natural mostraron una menor melancolía y menos aparición de pensamientos obsesivos.

7. Mejora la calidad del sueño

El senderismo puede beneficiar la calidad del sueño durante el descanso. Se demuestra que es una actividad física que ayuda a descargar tensiones y relaja la mente, así que es más fácil dormirse más rápido y con más profundidad tras su actividad.

Beneficios físicos de practicar senderismo

Mejores mochilas portabebés para montaña, senderismo y trekking

Entre los beneficios a nivel físico para el organismo podemos destacar los siguientes:

1. Prevención de la diabetes

Las caminatas persistentes son útiles para mantener a raya los niveles de azúcar y colesterol en sangre. Esto ayuda a evitar enfermedades como la diabetes, pero también la aparición de enfermedades coronarias.

2. Reducir sobrepeso y obesidad

El senderismo es muy útil cuando tenemos como objetivo perder peso para alcanzar niveles más saludables para el organismo. En función de la dificultad y del tiempo de la caminata el organismo pierde de media unas 400 Kcal, una cifra que puede ser superior.

3. Potencia el sistema inmune

El senderismo es una actividad deportiva recomendada por muchos médicos para reforzar el sistema inmunológico. En las caminatas estamos al aire libre a distintas temperaturas y hacemos que nuestro organismo se adapte a todo tipo de entornos con más facilidad, lo que evita resfriados.

4. Tonifica la musculatura

El senderismo es una actividad física que ayuda a ganar fuerza en la musculatura. Caminar por terrenos desiguales y empinadas pendientes ayuda a ganar fuerza y musculatura, especialmente en zonas del cuerpo como las piernas y la espalda. La utilización de bastones de senderismo ayuda a repartir el esfuerzo en el tren superior, logrando así un ejercicio todavía más completo.

5. Fortalecimiento óseo y muscular

El senderismo puede ser de gran ayuda para mantener los huesos más sanos y fuertes frente a enfermedades como la artritis que condicionan el día a día de muchas personas. El ejercicio físico puede incrementar la densidad ósea, algo esencial para hacer frente a enfermedades degenerativas como la osteoporosis que pueden perjudicar la movilidad en un futuro.

6. Mejora la circulación sanguínea

Como cualquier otro ejercicio físico, el senderismo ayuda a la circulación de la sangre por nuestro organismo haciendo trabajar al sistema cardiovascular. Como es un deporte en el que estamos siempre en permanente movimiento, el corazón no deja de bombear sangre a través de nuestro sistema circulatorio. Esto ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y la forma en que se distribuye el oxígeno por todo nuestro cuerpo.

En resumen…

Como se puede apreciar son muchos los beneficios psicológicos y físicos que la práctica del senderismo puede aportar a cualquier persona. Es, gracias a ello, una de las actividades físicas más recomendadas por médicos y expertos para ganar en vitalidad y mejorar tanto a nivel físico como mental.

Aprende más sobre Senderismo

Seguro Trekking / Viajes

Consigue un 20% DTO en tu Seguro Deportivo y de Viajes gracias a AlmaOutdoor. Ideal para amantes del trekking y los deportes de montaña. Haz click aquí para calcular tu precio.

¿Cuánto te ha gustado?

Haz clic en una estrella para puntuar:

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Todavía no hay votos. Sé el primero en puntuar este artículo.